portada_articulo_revista_comunicacion

Rómulo Castro.
Artículo publicado en la revista COMUNICACIÓN de Panamá.
28 de octubre de 2016.

La Acción Voluntaria dentro de las organizaciones, constituye una expresión de participación activa y solidaria, que funciona como herramienta de eficiencia de la gestión para que las instituciones construyan y fomenten un voluntariado de calidad, orientado a la mejora y transformación social, además de funcionar como un medio que impulsa la interacción entre sus miembros (colaboradores, gerencia, junta directiva, socios, relacionados, etc.) de cara a fortalecer la identidad organizacional y alcanzar su visión y misión.

El Ciclo de Voluntariado generalmente está apalancado en 5 fases: 1) Definición de la participación del voluntariado; 2) Motivación, compromiso e incorporación de las personas a los planes; 3) Desarrollo y activación del programa; 4) Reconocimiento de la labor del voluntariado; y 5) Desvinculación, relación posterior y vinculación de nuevos voluntarios.

La CI es fundamental en el engranaje del voluntariado corporativo

colaborador-voluntario2Como elemento integrador de este ciclo, se pone de manifiesto la Comunicación Interna (CI), que siempre debe acompañar en paralelo a estas fases, como un elemento de “engranaje” entre la estrategia de la organización y los trabajadores, y como un mecanismo para el estímulo y empuje de los objetivos del Programa de Voluntariado.

La comunicación interna, dentro de una cultura abierta, es fundamental para que las organizaciones se comporten con un mayor sentido de responsabilidad ante otras audiencias. Cuando existe un mayor compromiso de los trabajadores con su organización, éstos colaborarán y cooperarán para que los objetivos vinculados con la responsabilidad social empresarial se alcancen o se superen. Entonces se convierten en propulsores y defensores de la reputación organizacional.

siembra_vt_03El colaborador que conoce programas de este tipo y participa en ellos, se identificará cada vez más con la organización y se convertirá en el vocero más efectivo hacia las comunidades, los clientes y la sociedad en general, sobre la responsabilidad social de la empresa o institución donde orgullosamente trabaja.

Las organizaciones pueden lograr mayor efectividad en su gestión cuando asumen un modelo que identifica a los trabajadores como comunicadores. Hay que recordar que cuando los trabajadores se encuentran fuera de su entorno laboral, también comunican las experiencias que viven dentro de la entidad donde laboran.

Es así como progresivamente van integrándose como iconos de la cultura corporativa y representan una señal de la preocupación que la empresa tiene sobre la sociedad, mensaje que se multiplica rápidamente por la participación y protagonismo que los trabajadores tienen en estas actividades.

Mensajes, canales y comunicación presencial son la clave

manos-voluntariadoEntre las iniciativas comunicacionales que apoyan el impulso de programas de voluntariado, encontramos tres grandes líneas de acción en las que deben enfocarse las organizaciones:

  1. Los canales o medios internos: A) Murales informativos y boletines impresos y o digitales exclusivos o secciones especializadas dentro de éstos, con información y orientación a los programas de RSE y voluntariado. B) Nichos dentro de la intranet corporativa con material formativo e informativo y promocional de las labores de voluntariado. C) Acompañamiento de las redes sociales de la organización para difundir y replicar contenidos de participación en los programas de voluntariado. D) Campañas internas de información, integración y motivación (impresas y audiovisuales) sobre las iniciativas del voluntariado.
  2. Los mensajes corporativos que impulsen a la acción del voluntariado, a través de la ejecución de las 5 misiones de la comunicación organizacional: orientar, informar, integrar, motivar y escuchar a los miembros de la institución.
  3. 5195_la-campana-del-reciclaje-llega-estos-dias-varios-centros-escolares-de-la-provincia-de-lugoLa comunicación “face to face”, como elemento fundamental, potenciada y acompañada a través de los otros canales tales como: impresos, audiovisuales o digitales: a) Encuentros cara a cara de la Alta Gerencia con todos los trabajadores para impulsar la motivación y el intercambio libre y fluido de información y opiniones sobre el avance de las iniciativas de voluntariado, sus resultados y próximas metas. B) Eventos de reconocimiento, integración y motivación especialmente para los miembros del programa de voluntariado de la organización, lo que les ayudará a percibir el valor de su contribución y fomentará la participación continua en el programa. C) Concursos de ideas para fomentar la escucha efectiva sobre los aportes y nuevas iniciativas de los trabajadores en función del programa de RSE y voluntariado.

com_int_y_v_cLa comunicación efectiva de la alta gerencia, la junta directiva y de los equipos intermedios ayuda a que los programas de voluntariado se integren más profundamente en la cultura de una empresa. También es la forma de que los colaboradores comprendan el verdadero impacto del voluntariado. Además, provocará el acercamiento entre todos niveles de la organización.

Ilustracioneshttp://www.freepik.com e imágenes Google
Fotos: Telefónica y SOGAMA
Portada: Revista COMUNICACIÓN Panamá

¡Comparta su opinión sobre este tema!
Share